ACTUALIZACIÓN DE LAS MEDIDAS EN MATERIA DE NAVEGACIÓN MARÍTIMA

Hoy se ha publicado en el BOE la Orden TMA/419/2020, de 18 de mayo, por la que se actualizan las medidas adoptadas en materia de ordenación general de la navegación marítima durante el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y en aplicación del Plan para la desescalada de las medidas extraordinarias adoptadas para hacer frente a la pandemia de COVID-19, aprobado por Acuerdo de Consejo de Ministros de 28 de abril de 2020.

En concreto y, por lo que afecta al ámbito de la náutica de recreo, en su artículo 3, punto 2 se exponen las restricciones vigentes:

  • No se permitirá la entrada en ningún puerto español de buques o embarcaciones de recreo extranjeras que no tuvieran su puerto de estancia en España.
  • Quedan exceptuados de esta restricción los buques y embarcaciones que solamente tengan tripulación profesional a bordo.

Para el traslado de embarcaciones el artículo 4 de la Orden expone:

1. El traslado de buques, embarcaciones o artefactos de recreo a instalaciones de astilleros, varaderos, talleres de reparación o similares para realizar trabajos de mantenimiento o reparación, o por motivos de compraventa, entre las distintas provincias, islas o unidades territoriales de referencia citadas en el artículo 3 del Real Decreto 514/2020, de 8 de mayo, se realizará del siguiente modo:

a) Los traslados de las embarcaciones serán efectuados por el personal adscrito a la empresa o por la tripulación habilitada y contratada por dicha empresa y sin pasajeros a bordo.

b) Antes de proceder al traslado, se presentará a través de la sede electrónica del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana una declaración responsable en la que se comunique a la capitanía marítima correspondiente el traslado a realizar, sin que se sea preciso esperar una autorización por parte de la Administración para proceder al mismo. La declaración deberá presentarla el capitán adscrito o contratado por la empresa.

c) En todo momento se observarán los protocolos y procedimientos que puedan haber dictado las comunidades autónomas en cuyos puertos deportivos se pretenda acceder.

d) Se cumplirá con la normativa en vigor sobre despacho y matriculación de embarcaciones, incluido, en su caso, el permiso temporal de navegación para aquellas que no estén matriculadas.

2. En los territorios de la provincia, isla o unidad territorial de referencia en los que, en aplicación del Plan para la desescalada, se mantengan en fase 0 o de preparación para la desescalada, el traslado de buques, embarcaciones o artefactos de recreo a instalaciones de astilleros, varaderos, talleres de reparación o similares para realizar trabajos de mantenimiento o reparación, podrá efectuarse por su propietario, siempre que el traslado se produzca dentro del término municipal donde resida. Antes de proceder al traslado, con independencia de si el buque, la embarcación o el artefacto pertenece a la lista 6.ª o 7.ª, o si está inscrita en el régimen especial, o si son extranjeros que tengan su puerto de estancia en España, el propietario presentará a través de la sede electrónica del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana una declaración responsable en la que se comunique a la capitanía marítima correspondiente el traslado a realizar, sin que sea preciso esperar una autorización por parte de la Administración para proceder al mismo.

Se puede acceder al texto completo en el siguiente enlace

La náutica de recreo entra en fase 1

Mañana lunes 11 de mayo, comienza la desescalada para la navegación de recreo, en aquellas CCAA que pasen a la fase I, de forma gradual y de acuerdo con las limitaciones previstas en cada una de las fases del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad (PTNN).

Se acaba de publicar en el BOE la Orden TMA/400/2020 (se puede consultar en este ENLACE) en la que se establecen limitaciones en cuanto al número permitido de pasajeros a bordo de embarcaciones de recreo y limitaciones geográficas, según las diferentes fases de la desescalada.

ANEN apela una vez más a la responsabilidad de toda la comunidad náutica para el cumplimiento de las medidas de seguridad, higiene y prevención, en la práctica de la navegación de recreo, así como con aquella normativa que se pudiera publicar en esta materia por parte de las CCAA para hacer frente al COVID19.


Las actividades náuticas entran en la fase I de la desescalada mañana lunes (11 de mayo) en aquellas comunidades autónomas que hayan superado la  fase 0 del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad.

Con el objetivo de establecer las condiciones para el ejercicio de la navegación de recreo o deportiva y otras actividades náuticas de recreo durante la desescalada, se ha publicado la Orden Ministerial Orden TMA/400/2020 de fecha 10 de mayo , que entra en vigor mañana,  y que viene a ratificar la respuesta de la DGMM al planteamiento de ANEN para incluir la práctica de la navegación de recreo o deportiva, gradualmente, en las diferentes fases del Plan del Gobierno para la Transición hacia una Nueva Normalidad.

De acuerdo con esta nueva Orden Ministerial, cabe destacar, entre otras, las siguientes exigencias para practicar la navegación de recreo en cada fase:

En los territorios en los que, en aplicación del Plan para la desescalada, se mantengan en fase 0 o de preparación para la desescalada no se podrá navegar por ocio, salvo que se haga deportivamente en embarcaciones o aeronaves sin motor (tales como embarcaciones a vela o a remo, planeadores, parapente, ala delta, entre otros), de forma individual (deporte profesional y federado y deporte no profesional), como una actividad física. La persona que lleve a cabo esta actividad ha de residir en el mismo municipio donde se encuentre la embarcación o aeronave y la navegación se efectuará por aguas litorales de dicho municipio o entre puertos o puntos del litoral de dicho municipio o entre islas no habitadas próximas.

Las visitas por parte de los propietarios, o las personas autorizadas por estos, a sus embarcaciones para las comprobaciones de seguridad y mantenimiento podrán realizarse siempre que la embarcación se encuentre en el mismo término municipal en que reside el propietario o persona autorizada, o en uno adyacente. Solo podrá acceder una persona a la embarcación para realizar estas actividades y se respetarán en todo momento los procedimientos y protocolos establecidos por instalaciones náutico o aeronáutico deportivas.

FASE I (aplica a aquellas CCAA que superen la fase 0 incluyendo las Islas Baleares y Canarias): además de las actividades permitidas en fase 0, ya se podrá practicar la “navegación de recreo”, por las personas que tengan su domicilio en la misma provincia, isla o ciudad autónoma en que esté amarrada su embarcación. Las motos náuticas y las embarcaciones o buques de recreo no podrán alejarse más de 12 millas del puerto o instalación de amarre desde el que comiencen la navegación. La ocupación a bordo no podrá superar el 50% de las personas autorizadas en los certificados de la embarcación, salvo que se traten de personas que conviven en el mismo domicilio en que se podrá alcanzar el 100%.  En cualquiera de los casos no podrá exceder el número de 10 personas abordo.   En las islas Baleares se permitirá la navegación con buques y embarcaciones utilizadas con finalidad recreativa o deportiva por sus propietarios o  las personas autorizadas por estos.

Se amplía la permisividad de las visitas individuales a las embarcaciones, por parte de los propietarios, o las personas autorizadas por estos para comprobaciones de seguridad y mantenimiento, a toda la provincia o isla donde resida el propietario o autorizado y se encuentre amarrada la embarcación.

Se permite el chárter náutico (alquiler) de motos náuticas y embarcaciones de recreo, por usuarios que residan en la misma provincia, isla o ciudad autónoma en la que se encuentre la empresa de alquiler, con las limitaciones de ocupación que rigen para la navegación privativa en esta fase.

La Orden Ministerial especifica que en todas las fases deberán respetarse las limitaciones de tipo personal previstas en cada una y adoptarse medidas de desinfección y refuerzo de normas de salud e higiene en las embarcaciones.

Para el cumplimiento de las medidas de seguridad, higiene y prevención durante la práctica de las actividades náuticas, el sector náutico ha elaborado un PROTOCOLO propio, que forma parte de los protocolos acordados con el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) para el sector turístico, a instancia de la Secretaría de Estado de Turismo.  La náutica de recreo se plantea así como una de las opciones más seguras para disfrutar del ocio durante la pandemia e impulsar el turismo durante este verano.

El sector náutico cuenta ya con su propio Protocolo de prevención y protección frente al COVID19

Forma parte de los protocolos acordados con el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) para el sector turístico, a instancia de la Secretaría de Estado de Turismo, que se publicarán a mediados del mes de mayo.

El protocolo se ha elaborado en consenso con las principales asociaciones del sector de ámbito nacional, CEACNA (Confederación Española de Clubes Náuticos), ANEN (Asociación Nacional de Empresas Náuticas), AEGY (Asociación Española de Grandes Yates), ANAVRE (Asociación de Navegantes de Recreo) y está basado en las especificaciones técnicas que está elaborando el ICTE para el sector náutico, por encargo de la Secretaría de Estado de Turismo y que se espera se publiquen antes del 15 de mayo de 2020.

El protocolo se ha definido partiendo de las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad y resto de autoridades sanitarias competentes a nivel autonómico.

Incluye medidas de protección y prevención para los trabajadores del sector náutico, así como recomendaciones prácticas para garantizar la seguridad de los usuarios que practiquen actividades náuticas.


Madrid, 6 de mayo. 2020.- La náutica de recreo ha comenzado este lunes la desescalada para el desarrollo de las primeras actividades individuales (vela deportiva no profesional) y visitas de los propietarios a sus barcos, de acuerdo con las limitaciones geográficas y horarias, a fin de comprobar el estado de las embarcaciones.  A partir de la fase 1, los aficionados ya podrán salir a navegar, de forma gradual, en grupos reducidos con las limitaciones y restricciones que determinen las administraciones competentes y con el cumplimiento estricto de las indicaciones de las autoridades sanitarias.

En este escenario y con el objetivo de garantizar al máximo la prevención y protección, tanto de los trabajadores que desempeñan sus tareas en las empresas del sector náutico e instalaciones náutico-deportivas como de los usuarios de la náutica de recreo, las principales asociaciones del sector -CEACNA (Confederación Española de Clubes Náuticos), ANEN (Asociación Nacional de Empresas Náuticas), AEGY (Asociación Española de Grandes Yates), ANAVRE (Asociación de Navegantes de Recreo)- han diseñado un protocolo propio que desean compartir con sus empresas asociadas, con el sector náutico empresarial, operadores de puertos deportivos, clubes náuticos y usuarios.

Este protocolo marco del sector náutico, compatible con el que está elaborando el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) por encargo de la Secretaría de Estado de Turismo, para el sector náutico-turístico, con la participación de las asociaciones sectoriales indicadas supone un punto de partida, y su contenido deberá adaptarse a las instrucciones sanitarias que, en función de la evolución de la pandemia, dictaminen las autoridades. Las actualizaciones del mismo se comunicarán en las páginas web de las asociaciones que lo suscriben.

Con su difusión, el sector náutico quiere facilitar a todos los operadores de la náutica de recreo la adaptación de sus procesos de higienización de instalaciones, la protección de sus trabajadores y también ofrecer a los usuarios información y recomendaciones para que puedan conocer con antelación normas básicas de comportamiento cuando acudan a las instalaciones y a las embarcaciones.

Para ello, se han incluido en el documento ejemplos de material informativo y cartelería recomendada, para su exposición en establecimientos e instalaciones náuticas.

El protocolo también incluye recomendaciones para empresas de alquiler de embarcaciones, buques y artefactos flotantes y de playa,  escuelas de deportes náuticos y actividades náuticas, así como establecimientos para la venta y comercialización de embarcaciones y su equipamiento.

Pinchando AQUI se puede consultar el documento completo del PROTOCOLO.

Promoción del turismo náutico

El protocolo marco del sector náutico incorpora también un apartado relativo a la promoción de las actividades náuticas, con el objetivo de recuperar la actividad náutica lo antes posible de un modo seguro. Se aconseja así a las empresas náuticas que desarrollen actuaciones que aumenten la confianza del consumidor en base a unos comportamientos y procedimientos que demuestren la seguridad en el uso de las embarcaciones, en los puertos y empresas náuticas.

El gran abanico de actividades que ofrece la náutica de recreo como oportunidad de ocio, de proximidad y nacional en una primera fase, y para recuperar al turista internacional cuando se abran las fronteras, es evidente.

 

 

 

El sector náutico solicita al Gobierno medidas urgentes de apoyo ante el desplome del mercado náutico que cae un -77% en abril

Hasta abril de este año, se han matriculado en España 1.003 embarcaciones de recreo frente a las 1.600 registradas en el mismo período del año pasado. Sólo el mes de abril registra una caída del -77% del mercado náutico.

El alquiler de embarcaciones de recreo cae un -42,86% en el acumulado del año y un -79% en el mes de abril.

El sector náutico solicita medidas urgentes de apoyo para incentivar el consumo de actividades náuticas como propuesta de turismo, mantener sus 82.000 puestos de trabajo y la productividad que aporta este sector a la economía nacional (12.000 millones de euros sobre la producción efectiva total).


Madrid, 4 de mayo de 2020.- El mercado náutico sigue cayendo como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID’19, el mes de abril arroja datos alarmantes con una caída de las matriculaciones del -77% (-37,3% en el acumulado del año).  Todas las esloras y subsectores de barcos de recreo se ven afectadas de forma acusada y el alquiler de embarcaciones como opción de turismo en auge hasta febrero cae hasta un -79% en el mes de abril y un -42,9% en el acumulado del año.

Son los datos recogidos en el Informe del mercado de embarcaciones de recreo correspondiente al período enero-abril de 2020, editado por ANEN a partir de los datos facilitados por la Dirección General de la Marina Mercante.

El sector está en peligro, las pérdidas acumuladas en los meses de marzo y abril, justo cuando comienza la temporada náutica, nos hacen visualizar un escenario como el que vivimos durante la crisis del 2008 en el que cerca del 70% del tejido empresarial del sector se perdió, con la consecuente pérdida de empleo y productividad”, asegura Carlos Sanlorenzo, secretario general de la patronal ANEN.

Para atajar cuanto antes esta situación y evitar la pérdida del empleo que generan las actividades náuticas (construcción de embarcaciones de recreo, instalaciones náutico-deportivas, alquiler de barcos, mantenimiento y reparación, escuelas náuticas, servicios de consultoría y otros, etc.), el sector náutico, bajo el paraguas de la patronal ANEN, solicita al Gobierno de forma prioritaria, medidas fiscales para incentivar el consumo de la náutica de recreo como actividad de turismo.

La náutica de recreo forma parte de las actividades de turismo y ocio, por ello pedimos, que se nos equipare con sectores como el de la hostelería, restauración, acampamento, balnearios, etc., y se aplique la reducción del IVA al 10% con carácter general a toda actividad náutica”, reclama el secretario general de ANEN.  “La práctica de actividades náuticas, que se disfrutan al aire libre, ofrece condiciones de seguridad e higiene en consonancia con los requisitos que exigen las autoridades sanitarias en estos momentos. No podemos perder esta oportunidad de impulsar el turismo – uno de los sectores que mayor riqueza generan el España- desde la náutica, y para ello hay que activar el consumo con incentivos fiscales, como lo han hecho nuestros competidores como Italia, sin ir más lejos”, continúa.

Además de esta reducción del IVA general para las actividades náuticas, desde el sector se solicitan otros apoyos a las instalaciones náutico-deportivas (puertos deportivos, marinas y clubes náuticos) como son la reducción, exención o  bonificación de las tasas, así como la aplicación de una tributación acorde con una actividad directamente vinculada con el turismo como es la que desarrollan estas instalaciones.

Caen todos los marcadores del mercado náutico

Todas las esloras caen en el acumulado del año (enero-abril). Las matriculaciones de embarcaciones desde 6 hasta 8 metros (representan el 85,20% del mercado) caen de media  un 39%.

Por tipología de embarcaciones, la mayor caída la experimentan las matriculaciones de embarcaciones neumáticas semirrígidas (-50,2%), seguidas de barcos a motor (-40,7%) y neumáticas plegables (-40,4%).

El mercado de alquiler, el mercado que mejor comportamiento registraba hasta febrero, se desploma en abril con una caída del -79% y del -42,9% en el acumulado del año. Las matriculaciones de embarcaciones para uso de alquiler bajan de las 385 registradas entre enero y abril de 2019, a las 220 efectuadas en el mismo período de 2020.

La náutica de recreo preparada para la desescalada con el arranque inminente de sus actividades

  • El turismo náutico se perfila como una de las actividades de ocio más seguras durante el verano 2020.
  • La navegación a vela deportiva (no profesional) se podrá realizar, sujeta a limitaciones geográficas, a partir del día 4 de mayo (fase 0), de forma individual y en aguas del mismo municipio donde se encuentre la embarcación y resida el propietario.
  • A partir de la fase I (11 de mayo), de forma gradual y bajo los parámetros de las autoridades sanitarias, la náutica de recreo como actividad de turismo activo y de naturaleza se podrá disfrutar hasta su reapertura total en la fase III (mediados de junio).
  • La patronal del sector náutico, ANEN, junto a los representantes de las asociaciones mas representativas del sector, ha desarrollado un “Protocolo de protección y prevención para recuperar la actividad en el sector náutico y ofrecer un adecuado servicio a los usuarios, que formará parte de los protocolos sanitarios del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) para la reapertura inminente del sector turístico.
  • El turismo náutico, a propuesta de ANEN, está sobre la mesa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo como una de las actividades de ocio que más garantías de seguridad e higiene ofrece a los usuarios, frente al COVID.
  • Desde ANEN apelamos a la responsabilidad de toda la comunidad náutica para cumplir con las restricciones establecidas para cada momento, así como con las medidas de seguridad, higiene y prevención, para ir superando las fases propuestas.

Madrid, 30 de abril. 2020.-  A instancia de la patronal ANEN, la Dirección General de la Marina Mercante (Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) ha dado respuesta (en el siguiente ENLACE se puede consultar el escrito) al planteamiento de la Asociación para incluir la práctica de la navegación de recreo o deportiva, gradualmente, en las diferentes fases del Plan del Gobierno para la transición hacia una nueva normalidad.

En este sentido, la DGMM aclara la condición de navegación de recreo o deportiva como actividad cuyo fin es el recreo o deporte que, en consecuencia, está vinculado plenamente al turismo, y no al transporte marítimo.  Por tanto, la práctica de la náutica se podrá disfrutar de forma progresiva desde la fase I y se irá ampliando en cada una de las fases contempladas en la desescalada.

Siempre bajo los estrictos parámetros de seguridad e higiene marcados por las autoridades sanitarias y por las limitaciones geográficas de movilidad, a partir del próximo lunes 4 de mayo se podrá practicar la vela deportiva (no profesional) individualmente y en aguas del mismo municipio donde se encuentre la embarcación y resida el propietario de la misma.

Desde esta fase 0 también serán posibles las visitas por parte de los propietarios a sus embarcaciones para las comprobaciones de seguridad y mantenimiento siempre que la embarcación se encuentre en el mismo término municipal en el que reside el propietario. Solo podrá acceder una persona a la embarcación para realizar estas actividades y se respetarán en todo momento los procedimientos y protocolos establecidos por las instalaciones náutico-deportivas.

Por tanto, y tras un mes y medio de suspensión de la navegación deportiva y de recreo, el sector náutico empieza a ver la luz al final del túnel con la reapertura gradual de las actividades náuticas de recreo y deportivas.

Superada la fase 0, desde mediados de mayo (fase I), se podrá navegar en grupos limitados, considerando la navegación de recreo y deportiva como actividad de turismo activo y de naturaleza. Rigen también limitaciones geográficas en las aguas de la provincia o isla en las que se practique la navegación, siempre extremando las medidas de higiene y seguridad, tanto en las instalaciones náutico–deportivas (donde se encuentra la embarcación), como en la propia embarcación, así como por parte de los usuarios que van salir a navegar juntos.

Ya a principios de junio (fase II), se podrá navegar en grupos más amplios y se ampliará la zona de navegación a la provincia donde se encuentre la embarcación.  En esta fase, también se podrán realizar prácticas en los cursos para la obtención de titulaciones náuticas que requieran del uso de embarcaciones de recreo para dichas prácticas. Asimismo, los propietarios de embarcaciones que estuvieran amarradas en un término municipal distinto al de su residencia, pero en la misma provincia, ya podrían efectuar visitas para realizar comprobaciones de seguridad y mantenimiento.

La apertura total llegará a mediados de junio (fase III), cuando “se autorizarán las actividades náuticas de recreo, sin limitación, por tanto, ya sin límites geográficos” y la navegación podrá hacerse entre provincias.

La colaboración e interlocución constante con la Dirección General de la Marina Mercante y del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana hace posible que las actividades de la náutica de recreo se incorporen a las primeras fases de desescalada previstas.  Desde ANEN, nuestro más sincero agradecimiento por su labor y sensibilidad hacia nuestro sector.

El sector náutico, preparado para la nueva normalidad

Como todos los subsectores vinculados al turismo, la náutica de recreo viene trabajando intensamente durante este mes y medio de estado de alarma. El sector ha querido estar preparado para afrontar el nuevo escenario que se plantea tras la crisis del COVID19, mantener su tejido empresarial (3.700 empresas), la productividad (4.822 millones de euros sobre el VAB) y empleo que genera (82.325 puestos de trabajo, directos e indirectos).

Para ello, a fin de reanudar la actividad plena lo antes que la evolución de la pandemia lo permita, ANEN, en consenso con las principales organizaciones sectoriales, ha elaborado un “Protocolo de protección y prevención laboral para recuperar la actividad en el sector náutico y ofrecer un adecuado servicio a los usuarios”. El documento formará parte de los protocolos sanitarios encargados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo al Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) de cara a la reapertura del sector turístico.

Plan para el desarrollo del turismo náutico

Desde hace una semana, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo tiene sobre la mesa el plan presentado por ANEN para impulsar el turismo náutico. El gran abanico de actividades que ofrece la náutica de recreo como oportunidad de ocio, de proximidad y nacional en una primera fase que abarcaría todo el 2020, y para recuperar al turista internacional cuando se abran las fronteras, es evidente.

Espacios seguros (embarcaciones), destinos seguros (las instalaciones náutico-deportivas), práctica al aire libre que permite la distancia social y aficionados responsables -perfectos aliados acostumbrados a las exigencias en materia de seguridad que requiere la navegación- son las ventajas de la náutica de recreo para practicar turismo en tiempos de coronavirus. Con estas premisas el sector tiende la mano al turismo para impulsar este sector primordial para nuestra economía.

Aclaraciones sobre traslados de embarcaciones de recreo con finalidad empresarial, laboral o profesional, durante el estado de alarma por el COVID19

El Director General de la Marina Mercante, Benito Núñez Quintanilla, ha dado respuesta hoy (se puede consultar en este ENLACE) a una serie cuestiones sobre el traslado de embarcaciones de recreo, que vienen a complementar la anterior aclaración, de fecha 16 de abril de 2020, por la que la Dirección General de la Marina Mercante daba respuesta a nuestra consulta relativa al desarrollo de las tareas de mantenimiento, reparación y construcción de embarcaciones de recreo durante el estado de alarma decretado por el COVID-19.

En el ESCRITO remitido hoy por la DGMM se facilitan las aclaraciones y requisitos, tanto para el traslado de las embarcaciones con finalidad empresarial, laboral o profesional, así como sobre la posibilidad de que los propietarios puedan trasladarse para revisar el estado de sus embarcaciones y realizar tareas de mantenimiento.

Cabe destacar que la DGMM considera apropiado que para los traslados concretos de embarcaciones a varaderos/astilleros o náuticas para labores de mantenimiento/reparación se tienen que realizar por el personal adscrito a la empresa que va a realizar los trabajos o por tripulación habilitada y contratada al efecto, con independencia de que la embarcación sea de lista 6ª o 7ª, o inscrita en el régimen especial, el DESPACHO pueda ser sustituido por la presentación de una DECLARACIÓN RESPONSABLE (se puede acceder  al documento de dicha DECLARACIÓN en este ENLACE) en la que se manifieste la realización del traslado de la embarcación, sin que sea preciso esperar a que por parte de la administración se expida una autorización para proceder a dicho traslado.

Desde ANEN, agradecemos al Director General de la Marina Mercante la atención y apoyo a nuestro sector, como siempre, y en especial en estos momentos tan complicados para todos.

Para más información sobre este asunto, ANEN está a disposición de todos aquellos que necesiten alguna aclaración al respecto: anen@anen.es.

 

 

 

ANEN trabaja en preparar el escenario de la náutica de cara a la desescalada – COVID19

Estimados asociados,

Iniciamos la séptima semana de confinamiento decretado por el estado de alarma y queremos informaros de la actividad que desde la Asociación estamos gestionando en diferentes ámbitos para tratar de reactivar y poner en marcha a nuestro sector, en cuanto las autoridades nos indiquen.

Nuestra principal actividad en las últimas semanas ha sido la redacción de un PROTOCOLO DE ACTUACIÓN DE HIGIENE Y PREVENCIÓN del sector,  una “guía única” que englobe todos los protocolos higiénicos y sanitarios necesarios para la reapertura de nuestra actividad tras la crisis originada por la pandemia del COVID19.  Consideramos totalmente necesario disponer de esta guía para que la reapertura de nuestra actividad se realice de manera segura, eficiente y homogénea, siendo ésta la mejor forma de trasladar SEGURIDAD a nuestros clientes y usuarios.

A través de este PROTOCOLO nos hemos sumado al ICTE (Instituto de Calidad Turística) para la elaboración de las especificaciones técnicas que certifiquen la minimización de riesgos frente al COVID19  en coordinación con la SECRETARÍA DE ESTADO DE TURISMO.  Estamos contando con la participación de todos los subsectores de la náutica, ya que este momento es el  que justifica más que nunca la unión de todos los que formamos y  somos parte de la náutica de recreo: Instalaciones náutico-deportivas, usuarios y navegantes, grandes yates, y la representación en ANEN de todos vosotros.

En paralelo estamos trabajando en una credencial de nuestro sector como opción de turismo para este verano tan atípico del 2020.  En este documento, que presentaremos en breve a TURISMO,  se han objetivado  los mensajes que la náutica puede aportar para ser considerada  como una opción a tener en cuenta para su práctica este verano: distanciamiento social, exigencia de medidas de seguridad, máxima colaboración y la asunción y puesta en práctica del Protocolo de higiene y prevención.

En nuestra actividad diaria de esta semanas hemos participado en gran cantidad de reuniones con distintas administraciones, entre ellas con el Govern balear, por supuesto con Marina Mercante, Turismo, Puertos del Estado, etc., donde no hemos dejado de reforzar e informar sobre la situación de la náutica de recreo.

Se ha trabajado en un argumentarlo donde hemos dejado reflejada la situación tan vulnerable a la que nos hemos visto abocados por el impacto de la pandemia, y se han establecido una serie de medidas imprescindibles para tratar de mitigar este impacto, dispuestas en beneficios fiscales, exención de tasas, etc.

Estamos, en estos momentos, en una fase de difusión de estos mensajes a través de los medios de comunicación,  con diferentes entrevistas que se están publicando ya y que iréis viendo. Os incluimos las primeras de ellas publicada por  los  diarios  EL ECONOMISTA  y EL  MUNDO.  Seguimos  trabajando,  en  esta  línea,  con otros medios.

 

 

 

 

Una vez se establezca por parte de las autoridades un calendario mas claro de la desescalada, activaremos una campaña de comunicación con la que se va a trabajar con la Secretaría de Estado de Turismo y TURESPAÑA al objeto de impactar en clientes, primero, nacionales y más tarde en recuperar a nuestros clientes internacionales. Nuestro mensaje: la seguridad de nuestra actividad.

Como siempre seguimos a vuestra disposición para todas las consultas, muchas en las últimas semanas, que nos estáis realizando y que confiamos poderos atender y seguir trabajando en el cumplimiento de nuestro objetivo como vuestros representantes.

Gracias de nuevo por vuestra confianza y compromiso.  Ahora sí que, más que nunca, la unión es la mejor vacuna para recuperar la buena proa.

Equipo ANEN

Medidas de apoyo a las instalaciones náuticas adscritas a Puertos de Interés General

  • El Gobierno adopta medidas económicas excepcionales y transitorias para apoyar a las empresas que operan en el ámbito portuario.

Hoy se ha publicado en el BOE el Real Decreto-ley 15/2020 de 21 de abril (se puede consultar en este ENLACE), de medidas urgentes y complementarias para apoyar a la economía y al empleo, que incorpora medidas excepcionales y transitorias para apoyar a las distintas empresas que operan en el ámbito portuario estatal, dando así una respuesta específica a este sector.

En base a este nuevo RDL, los titulares de instalaciones náutico-deportivas adscritas a Puertos del Estado pueden beneficiarse de una serie de ayudas económicas, en su mayoría vinculadas a las tasas portuarias, que resumimos a continuación:

Reducción de la tasa de ocupación

En las liquidaciones de la tasa de ocupación que se notifiquen con posterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-ley, (a partir del 23 de abril, y únicamente para el ejercicio 2020) se podrá reducir la tasa de ocupación de las concesiones o autorizaciones siempre y cuando se cumplan todos y cada uno de los siguientes requisitos:

  • El titular debe acreditar que ha experimentado un impacto significativamente negativo en su actividad como consecuencia de la crisis sanitaria de COVID-19. “La evaluación de dicho impacto se realizará caso a caso, tomando como base la actividad de los últimos cuatro años, conforme a criterios objetivos sobre un indicador de tráfico o, en su defecto, de ingresos imputables a dicha actividad”.
  • La reducción solo se otorgará a instancia de parte. Para beneficiarse de la reducción es el titular de la autorización o concesión quien deberá formular solicitud ante la Autoridad Portuaria justificando, en el modo señalado, el impacto negativo que ha sufrido la actividad.
  • La reducción alcanzará hasta un máximo del 20% de la cuota íntegra. De conformidad con el artículo 17.2 del Real Decreto-ley, la reducción no podrá superar el 20% de la cuota íntegra de la tasa siendo el Consejo de Administración de cada Autoridad Portuaria el que deberá fijar su concreta magnitud “siempre teniendo en cuenta la situación económico-financiera de la misma”.
  • La reducción deberá incorporarse a la Ley de Presupuestos Generales del Estado u otra norma con rango formal de Ley.

Medidas respecto de la tasa de actividad

  • Reducción de la cuota íntegra. Para el año 2020 el límite inferior de la cuota íntegra anual de la tasa de actividad establecido en el artículo 188.b).2º.1 del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y la Marina Mercante, podrá dejarse sin efecto. Dependiendo del impacto económico, la tasa de actividad podrá situarse por debajo del 20% de la cuota líquida anual de la tasa de ocupación correspondiente.
  • Diferimiento de la liquidación al final del ejercicio. También se podrá posponer la liquidación de la tasa de actividad hasta el final de 2020 (sólo para este ejercicio), en función de la actividad efectivamente desarrollada (suprimiendo, en su caso, el pago anticipado). Para esta medida no será requerida más garantía que la del propio título concesional o autorización otorgada.

Asimismo, el RDL contempla el aplazamiento de la deuda tributaria correspondiente a las liquidaciones de tasas portuarias devengadas desde el 13 de marzo hasta el 30 de junio de 2020, previa solicitud de los obligados, siendo el plazo máximo de aplazamiento de seis meses, no se devengarán intereses de demora ni se exigirán garantías para el aplazamiento.

Es importante destacar que todas estas medidas podrán acordarse solamente por la Autoridad Portuaria a instancia del obligado tributario y que en su solicitud, el interesado deberá justificar “el impacto negativo en su actividad de la crisis del COVID-19”.

Para más información sobre este asunto, ANEN está a disposición de todos aquellos que necesiten alguna aclaración al respecto: anen@anen.es

 

 

Las tareas de mantenimiento, reparación y construcción de embarcaciones de recreo, y realización de traslados y pruebas de mar están permitidos a profesionales durante el estado de alarma

  • Respuesta de la DGMM a la petición de aclaración solicitada por ANEN.
  • Siempre con el estricto cumplimiento de las exigencias de higiene en los centros de trabajo, que seguirán sin abrir al público, y bajo los parámetros exigidos durante el estado de alarma prorrogado hasta el 26 de abril.
  • Las tareas permitidas deberán realizarlas profesionales y empresas dedicadas a estas actividades, y en ningún caso los propietarios de la embarcaciones, que no pueden acceder a las instalaciones náutico-deportivas durante el estado de alarma.

    Desde el pasado día, 13 de abril, cuando finalizó el período de vigencia del Real Decreto Ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regulaba un permiso retribuido recuperable para trabajadores de servicios no esenciales y se reanudó la actividad industrial y empresarial en todos los sectores, la náutica -dentro del escenario del estado de alarma prorrogado hasta el 26 de abril- volvió también a retomar la actividad industrial y empresarial.

    Como venimos insistiendo desde ANEN, siempre bajo el estricto cumplimiento del protocolo en los centros de trabajo, de las medidas de prevención para evitar los contagios por COVID’19

    Con el objetivo de unificar y clarificar los criterios a seguir en el conjunto del sector náutico, el Secretario General de ANEN, Carlos Sanlorenzo, solicitó al Director General de la Marina Mercante, Benito Núñez Quintanilla, la aclaración mediante escrito sobre la permisibilidad para el desarrollo de las tareas de mantenimiento, reparación y construcción de embarcaciones de recreo, y realización de traslados y pruebas de mar.

    Al respecto, el Director de la DGMM se pronunció ayer, mediante nota aclaratoria que se puede consultar en este ENLACE), en el que la Administración autoriza al desarrollo de, entre otras, las tareas de achique y de revisión de amarras o defensas de las embarcaciones de recreo mientras se encuentran amarradas en puerto, así como cualesquiera otras que se precise para garantizar el mantenimiento de la embarcación, siempre bajo los parámetros de seguridad marítima durante el estado de alarma:

    Dada la naturaleza y necesidades que acompañan al desarrollo de las actividades industriales de reparación, construcción o mantenimiento de embarcaciones, artefactos y buques de recreo, se aclara que estas actividades deben comprender las de su traslado por vía marítima o terrestre y las correspondientes pruebas de mar. Esta actividad se habrá de llevar a cabo por el personal adscrito a la empresa de mantenimiento o reparación (náuticas, varaderos, astilleros) o por la tripulación habilitada y contratada a tal efecto, hasta las instalaciones donde se ubica dicho centro de trabajo”.

    En el mismo escrito, desde la DGMM, “se insta a las empresas y las tripulaciones encargadas de la vigilancia y mantenimiento de las embarcaciones de recreo que se encuentran amarradas en las instalaciones de Marinas y Puertos Deportivos, para que lleven a cabo esas tareas, en tanto que los propietarios de aquellas no pueden acudir todavía a realizar su mantenimiento”.

    Desde la patronal del sector náutico, seguiremos informando sobre posibles nuevas medidas que puedan afectar a la actividad de la náutica en todos sus ámbitos. Entretanto, el equipo de ANEN queda a disposición de todos aquellos profesionales del sector para atender vuestras dudas y consultas al respecto: anen@anen.es